El pasado 29 de noviembre de 2018, la voz de Sandra acompañada por un coro de personas con discapacidad daba inicio al tradicional Mercadillo Solidario de San Juan de Dios, llenando esta iniciativa solidaria con su musicalidad. Un evento organizado por la Obra Social San Juan de Dios que ha conseguido recaudar aproximadamente 70.000€. Dinero que irá destinado a mejorar la vida de este colectivo y su entorno en los centros de San Juan de Dios en Gijón, Vigo, Valladolid y Madrid.

En concreto, alrededor de 3.000 personas se beneficiarán de los diferentes proyectos sociales que se han puesto en marcha gracias a la recaudación del mercadillo. Entre estos programas, se incluyen becas de residencia para familias con bajos recursos y ayuda al transporte, musicoterapia, inserción social a través del ocio y la cultura, mejora de la conducta a través de actividades de meditación y relajación, formación para el empleo, además de formación para la autonomía a través de un hogar-escuela.

Una de cada tres personas con discapacidad se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social. En España, hay alrededor de 3 millones de personas con discapacidad. De este total, más del 60% de los jóvenes con discapacidad se encuentran en paro. Una exclusión social que aumenta con la aparición de otros factores como discapacidad de tipo intelectual, género femenino, edad, procedencia, pertenencia a una comunidad minoritaria, etc.

El valor solidario de las cosas con la discapacidad intelectual.

“Desde la Obra Social, estamos muy agradecidos con todas las personas que nos ayudan a hacer realidad estos proyectos” explica Susana Oñoro, Coordinadora de la Obra Social de San Juan de Dios quien puntualiza que “el trabajo que hacemos tiene como principal objetivo proporcionales un presente y un futuro mejor a las personas que atendemos”.

La última edición del Mercadillo de San Juan de Dios ha logrado dar salida a más de 35.000 artículos provenientes de donaciones de 10.000 personas anónimas, decenas de empresas con corazón y un equipo de 20 voluntarios y voluntarias que hicieron posible que se llevara a cabo.

Obra Social San Juan de Dios.

Si queremos integrar la discapacidad, debemos tenerla en cuenta para poner los medios que posibiliten su inclusión. Desde la Obra Social, potenciamos su desarrollo, incrementando su calidad de vida y dignidad como personas, para conseguir su completa integración.

Además de atender a personas con discapacidad intelectual, la Obra Social de San Juan de Dios atiende a personas y colectivos en situación de vulnerabilidad: personas en riesgo de exclusión social, sin hogar, dependientes, con problemas de salud mental, inmigrantes y solicitantes de asilo.