Los verdaderos protagonistas de la OS son las personas que atendemos en nuestros Centros gracias a la generosidad y la solidaridad de muchas personas. Os presentamos a Cristian, un chico que nos tiene a todos cautivados, no solo por su arte sino también por su humanidad.

Christian Salguero, es un chico que reside desde hace cuatro años en Sanatorio Marítimo de Gijón (Centro de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual). Sus compañeros y monitores lo definen como un chico alegre, cariñoso, siempre dispuesto a ayudar a los demás, presumido y deportista. Pero si por algo es “conocido” Christian es por sus dotes para el dibujo, es un virtuoso en esta materia, concretamente en hacer dibujos en 3D. Le gusta  cuando le llaman, cariñosamente, “la impresora humana”, ya que esto le hace sentirse como un Súper héroe; personajes por los que él siente tanta admiración y  los utiliza como fuente de inspiración en muchos de sus dibujos.

Cristian nació hace 22 años en Gijón y, como el mismo dice, desde que llegó al Sanatorio Marítimo de Gijón “soy más feliz, porque he hecho muy buenos amigos no sólo entre mis compañeros sino también con mis monitores y con los Hermanos. Los quiero y me quieren”.

¿Cómo es uno de tus días en el Centro?
Vivo en la Unidad residencial 3, comparto habitación con un buen amigo mío. Hago mi cama y recojo mi habitación, voy a desayunar y suelo ayudar a aquellos compañeros que tienen  más dificultades.  Uno de mis mejores amigos es invidente y me gusta mucho sentir que estoy  a su lado cuando me necesita. Desde las 09:30h. hasta  las 17h, voy al Taller pre-laboral de Jardinería. Me encanta estar en contacto con la naturaleza y ver lo bonito que están los jardines del Centro gracias al trabajo de mi monitor de Taller y del resto de mis compañeros. Cuando salgo del trabajo, mi tiempo libre lo dedico a ir a practicar atletismo , hacer ejercicio, charlar con mis amigos, escuchar música, ver tutoriales en el ordenador para perfeccionar mi técnica en dibujos de 3D y sobretodo dibujar.

¿Qué es lo que te enseñan en el Sanatorio Marítimo de Gijón?
Me enseñan a valerme por mi mismo, a saber controlar mis momentos de ira, a expresar mis sentimientos, a dar importancia a las “pequeñas” cosas… Hay tantas cosas que antes no podía hacer y ahora puedo hacerlas sin ayuda…

¿Cómo te llevas con tus compañeros y con tus monitores?
En general me llevo muy bien con todos, aunque como es normal, a veces discutimos y nos enfadamos, pero se me pasa pronto el enfado y pido perdón cuando me doy cuenta que he hecho algo mal.

¿Qué sientes cuándo pintas?
Me relaja, despejo la mente, me concentro y me siento orgulloso de lo que  soy capaz de hacer.

¿Qué es lo que más te gusta dibujar?
Personajes de comics, Súper héroes y dibujos en 3D.

¿Qué relación tienes con tu familia?
Por problemas familiares mi relación con ella es casi inexistente. En el Sanatorio Marítimo he encontrado una nueva familia en los compañeros, en los monitores y en los hermanos. Para mi es más importante la FAMILIA del CORAZÓN que la familia de sangre.

¿Qué te gustaría hacer de mayor?
Me gustaría compaginar la jardinería con el dibujo. Mi sueño es exponer mis dibujos y trabajar para una empresa de publicidad. Mientras tanto soy feliz dibujando para todos los que me lo pidan.