Gracias al programa de reparto de alimentos «Más Familia» de la Obra Social San Juan de Dios, 153 familias han tenido un plato de comida en sus hogares en 2020. Esta iniciativa ayuda a las familias en riesgo de exclusión social a tener una dieta saludable y a poder comprar productos frescos como carnes, pescados y verduras durante todo el año.

Lograr que nadie pase hambre es posible gracias al programa Más Familia, un programa con el que la Obra Social de San Juan de Dios, a través del Albergue San Juan de Dios de Madrid, reparte alimentos a familias sin recursos. Durante el 2020, recibieron esta ayuda 153 familias y repartimos 23.625 kilos de alimentos. Son familias que la mayoría de sus miembros son desempleados de larga duración y sin ingresos económicos. También se han sumado, como beneficiaros, personas empleadas que tienen graves dificultades por las malas condiciones laborales en las que están. “Hoy, el desempleo no define la pobreza y nuestro objetivo es satisfacer la necesidad básica de la alimentación a todas las familias que lo necesiten, para minimizar el riesgo de exclusión social y ofrecerles una vida saludable sobre todo a los más pequeños” explica Miguel Lozano Muñoz trabajador social del Albergue

“No hay vistas de que nuestra situación laboral cambie e iniciativas como este programa nos ayudan a seguir adelante”, nos explican Manuel y Elena, uno de los matrimonios que se sumaron recientemente al programa tras quedarse sin empleo por la crisis social y económica que ha provocado la pandemia COVID-19. “Cada vez son más las familias que no tengan la capacidad de alimentarse adecuadamente, lo que nos está mostrando la fragilidad de los colectivos más vulnerables en el actual contexto de crisis” explica Susana Oñoro, coordinadora de la Obra Social de San Juan de Dios.

Desde el 2013 el programa de la Obra Social San Juan de Dios distribuye alimentos de primera necesidad no perecederos entre familias que se encuentran en extrema vulnerabilidad. Además, el pasado mes de marzo el programa se ha ampliado con la entrega de “tarjetas alimento” que permite a las familias adquirir productos frescos directamente en el supermercado, una necesidad básica inexistente en el 12% de los menores pobres que no pueden consumir cada dos días una comida de carne, pollo o pescado (según el índice AROPE). “Ahora también puedo comprar pescado, cebollas y tomates. Es una tranquilidad poder tener un plato de comida para poner a tu familia cada día”, nos cuenta Noelia, madrileña madre de dos hijas y beneficiaria del programa. “La ayuda de Más Familia me da estabilidad para poder ofrecer un futuro a mis hijas. Es muy duro no tener ayuda y estoy muy agradecida a San Juan de Dios”, nos explica.

La pobreza en España

El 25% de la población española está en riesgo de exclusión social, según el último informe del índice AROPE por EAPN (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social). El 49% de la población tiene alguna dificultad para llegar a fin de mes, lo que significa que aproximadamente la mitad de los españoles viven en el límite de sus posibilidades. La brecha de pobreza (cantidad de dinero que necesita una persona pobre para dejar de serlo) ha aumentado y ahora, no sólo son más las personas en situación de pobreza, sino que son más pobres aún.

El 9% de la población vive en pobreza severa (hogares con una renta por debajo del 40% de la renta media) y a esta situación, se ha sumado como consecuencia de la crisis un nuevo perfil de pobreza radicalmente diferente de la miseria, donde la tasa de pobreza entre menores (23%), personas con educación superior (16%), personas que viven en zonas urbanas (45%), jubilados (11%) y personas con empleo (33%) ha aumentado.

El 20% más rico de la población dispone de una renta anual 6 veces superior a la del 20% más pobre lo que nos coloca como el sexto país de la Unión Europea con mayor desigualdad.

Obra Social San Juan de Dios

La Obra Social de San Juan de Dios apoya a miles de personas vulnerables dentro y fuera de nuestras fronteras. Entre otras acciones, apoya cuidando a los enfermos en sus momentos más difíciles, ofreciendo alimentos a familias necesitadas y protegiendo y acompañando a mayores, personas sin hogar, personas con discapacidad, personas con adicciones y personas con problemas de salud mental en nuestros centros.

Son muchas las personas que nos necesitan y gracias a las aportaciones de personas como tú podemos estar a su lado. Ahora más que nunca, Hospitalidad. Tu apoyo ahora es más necesario que nunca.