La crisis por el Coronavirus es difícil de entender y aceptar para todos y muy especialmente para nuestros mayores. El desconcierto, el miedo y la incertidumbre ante el virus, no hace más que agravar la ya delicada salud emocional y psicológica de las personas mayores que viven solas en sus domicilios. Si paliar la soledad no deseada de los mayores ya era un reto de nuestra sociedad antes de esta crisis, el aislamiento creado por el COVID-19 lo ha convertido en una urgencia. Ahora, más que nunca, nuestros mayores necesitan saber que estamos junto a ellos.

Desde la Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios hemos puesto en marcha el programa “Hola, no estás solo”, un servicio de acompañamiento telefónico con voluntarios para que las personas mayores no se sientan solas durante el confinamiento en casa.

Las conversaciones que los voluntarios ofrecen a los mayores están orientadas a que se tranquilicen, disminuyan el miedo y piensen en otras cosas al menos durante un momento a lo largo del día. Las charlas se centran en temas muy sencillos, esos pequeños comentarios de la vida cotidiana que nos ayudan a todos a estar en el aquí y ahora. Esos pensamientos que les permitan sentir que la vida sigue y seguirá cuando todo esto acabe. En el fondo, un sincero y reconfortante “estoy a tu lado”.

La veintena de voluntarios de la Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios que están participando en la actividad coinciden en destacar “el impacto positivo del programa”, tanto para las personas mayores como para los propios voluntarios. “Podemos seguir ayudando a otras personas desde nuestras casas” comenta Pilar, una de las voluntarias. Desde sus casas construyen una red de solidaridad que transciende cualquier muro, por muy alto que sea.

Las personas mayores son uno de nuestros valores en la sociedad. Durante años, han trabajado y dedicado su vida a construir el mundo en el que hoy vivimos. Nuestro compromiso es devolverles con respeto, cariño y admiración toda la atención y el cuidado que se merecen.

Desde la Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios estamos muy preocupados por las consecuencias que esta crisis de salud está provocando en la sociedad, y sobre todo en los colectivos más vulnerables. Ponemos todo nuestro empeño en trabajar para seguir al lado de quien más lo necesita. Si te sientes solo o sola, no dudes en escribirnos. Ahora nuestros mayores nos necesitan más que nunca.

Son muchas las personas que nos necesitan y gracias a las aportaciones de personas como tu podemos estar a su lado. Ahora más que nunca, Hospitalidad.

Formas de colaborar: