Con motivo de la celebración del Día Nacional de la Nutrición, desde la Obra Social San Juan de Dios queremos poner el foco en la necesidad de que todas las personas tengan una dieta saludable para garantizarles una calidad de vida digna.

Nuestro desarrollo está directamente relacionado con el valor nutricional de los alimentos que consumimos. La ausencia de una nutrición saludable entre los colectivos con mayor riesgo de exclusión social aumenta la brecha de pobreza y deja en situación de extrema vulnerabilidad a muchas personas que, o bien prescinden de una dieta saludable, o bien directamente no tienen capacidad adquisitiva para llevar un plato de comida a sus hogares.

Las personas sin hogar, las familias con escasos recursos económicos y muchos menores ven reducida su dieta a productos ultraprocesados, congelados o comida precocinada, de menor coste, pero con un grave impacto en su salud física por incluir ingredientes poco saludables que pueden provocar obesidad, diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Los actuales datos de pobreza en nuestro país son alarmantes y repercuten directamente en la calidad de vida de estas personas. Según el índice AROPE, la tasa de personas que no pueden permitirse una comida de carne, pollo, pescado o verduras cada dos días se ha incrementado hasta un 72% desde 2008, realidad que sufren el 12% de los menores pobres. Que las familias no tengan la capacidad de alimentarse adecuadamente, muestra la debilidad de la calidad de vida de estos colectivos más pobres.

Según la Federación de Nutrición (FESNAD), la dieta mediterránea es fundamental para garantizar una buena salud. Comer adecuadamente contribuye a nuestro bienestar, ayuda al equilibrio emocional y fomenta un estilo de vida sano si lo combinamos además con actividad física. Desgraciadamente, este estilo de vida “mediterráneo” tan arraigado en nuestra cultura, no es una realidad para muchos colectivos en situación de pobreza. Desde la Obra Social San Juan de Dios hacemos todo lo posible por revertir esta realidad para que nadie se quede sin un plato de comida y las familias puedan elegir qué productos incluir en su lista de la compra.

Programa Más Familia de la Obra Social San Juan de Dios

Que nadie se quede sin un plato de comida es posible gracias al programa de la Obra Social San Juan de Dios, Más Familia, que distribuye alimentos de primera necesidad no perecederos desde 2013. Gracias a vuestra solidaridad, las familias en extrema vulnerabilidad pueden tener una dieta saludable. Además, el pasado mes de marzo el programa se ha ampliado con la entrega de “tarjetas alimento” que permite a las familias adquirir productos frescos directamente en el supermercado como frutas, verduras, carnes, pescados y productos de panadería.

Desde la Obra Social de San Juan de Dios, protegemos la dignidad de la persona y el programa no sólo permite costear la lista de la compra de alimentos de primera necesidad, sino también dar la capacidad de decisión a las familias sobre qué productos comprar.

Una dieta saludable 

Según el decálogo de FESNAD, los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados. En el caso de las frutas, verduras y hortalizas son el mejor ejemplo de nutrientes a consumir porque son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de nuestra dieta y nos aportan además una gran cantidad de agua. La dieta equilibrada se completa con un consumo diario de productos lácteos, pan y alimentos procedentes de cereales que nos aportan una parte importante de energía necesaria para nuestras actividades; con pescado azul como mínimo una o dos veces a la semana y con un consumo moderado de carnes.

Obra Social San Juan de Dios

La Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios apoya a miles de personas vulnerables dentro y fuera de nuestras fronteras. Entre otras acciones, apoya cuidando a los enfermos en sus momentos más difíciles, ofreciendo alimentos a familias necesitadas y protegiendo y acompañando a mayores, personas sin hogar, personas con discapacidad, personas con adicciones y personas con problemas de salud mental en nuestros centros.

Son muchas las personas que nos necesitan y gracias a las aportaciones de personas como tú podemos estar a su lado. Ahora más que nunca, Hospitalidad. Tu apoyo ahora es más necesario que nunca.