La Obra Social San Juan de Dios suspende durante todo el año 2020 las visitas a domicilio de los colaboradores encargados de la recaudación de donativos hasta que la movilidad sea segura para todos.

Ángel, Carlos o Julián son algunos de los colaboradores de la Obra Social San Juan de Dios que llevan años visitando los hogares de las miles de personas que nos apoyan en Madrid. Sin embargo, para cuidar a toda la sociedad y ser cautos ante la pandemia del COVID-19, la Obra Social mantiene la suspensión, iniciada el pasado mes de marzo, de las visitas a domicilio que los colaboradores de la entidad realizan periódicamente para recaudar donativos.

Corría los años 70, cuando Ángel Jiménez comenzaba a ser colaborador de la Obra Social San Juan de Dios. “Yo era policía local en Madrid cuando un amigo mío que estaba a punto de retirarse me ofreció poder colaborar con esta gran entidad y, desde entonces, no he parado de visitar a miles de personas que quieren ayudar con la entidad”.

A pesar de los muchos años que los colaboradores llevan recorriendo las casas de la capital para saludar, charlar y atender a las personas que apoyan a la Obra Social San Juan de Dios, este año 2020 quedará marcado como el primero en el que no acudan a sus domicilios. Con la intención de proteger y cuidar a todas las personas que colaboran, la Obra Social San Juan de Dios ha decidido suspender las visitas a domicilios hasta que la situación mejore y sea posible realizar esta actividad con la máxima seguridad.

“Hemos tomado esta decisión pensando sobre todo en proteger y cuidar a las personas que nos apoyan. La crisis de la pandemia de la COVID-19 nos ha puesto a todos en una situación muy compleja y por encima de todo pensamos en las personas que colaboran periódicamente con la Obra Social y en su seguridad”, señala Susana Oñoro, coordinadora de la Obra Social San Juan de Dios. “Sin embargo, seguimos atendiendo a quien más nos necesita y ahora más intensamente que nunca.  Todas aquellas personas que quieran realizar una aportación pueden hacerlo a través de nuestra página www.obrasocialsanjuandedios.es o llamándonos al 91 387 44 79”.

“Este año, os echaremos de menos”, señala Carlos Peñín, colaborador de la Obra Social “A todas las personas que solíamos visitar, les deseo la mejor salud posible y recomendarles que se cuiden y estén lo mejor posible porque tengo muchas ganas de volver a verlas”. Mensaje al que añade Julián Díaz, colaborador desde hace 20 años, “cuidaros mucho, pronto volveremos”.

Colaboradores en la escucha

“La mayoría de las personas nos recibe en sus domicilio con una sonrisa, muchos te invitan a café e incluso te saludan por la calle y se paran contigo, son muchos años que nos conocemos”, señala Carlos Peñín, colaborador durante más de 30 años “muchas personas son mayores y viven solos y están deseando que llegue ese día del mes en que los visitamos para poder charlar y contarnos anécdotas”. Hecho que confirma Carlos “muchas necesitan únicamente cariño y a nosotros nos encanta poder dárselo”.

Este motivo fue uno de los que llevó a la Obra Social San Juan de Dios a lanzar el programa “No estás sólo”. “Conocer de primera mano la soledad de muchos de nuestros mayores nos llevó a tener más presente que nunca la necesidad y la importancia de darles compañía”, explica Susana Oñoro. El programa se lanzó como prueba piloto durante el confinamiento para que los mayores de nuestra sociedad no se sintieran solos y aislados en sus hogares y “la respuesta fue extraordinaria” asegura la coordinadora, quien puntualiza que “desde la Obra Social, queremos estar al lado de nuestros mayores, cuidándoles”.

Obra Social San Juan de Dios

La Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios apoya a miles de personas vulnerables dentro y fuera de nuestras fronteras. Entre otras acciones, apoya cuidando a los enfermos en sus momentos más difíciles, ofreciendo alimentos a familias necesitadas y protegiendo y acompañando a mayores, personas sin hogar, personas con discapacidad, personas con adicciones y personas con problemas de salud mental en nuestros centros.

Son muchas las personas que nos necesitan y gracias a las aportaciones de personas como tú podemos estar a su lado. Ahora más que nunca, Hospitalidad. Tu apoyo ahora es más necesario que nunca.