No nos quedamos sin palabras, nos quedamos sin aplausos suficientes para daros las gracias. La crisis del coronavirus ha demostrado lo mejor de nuestra sociedad y, desde la Obra Social San Juan de Dios, os queremos agradecer vuestro compromiso y responsabilidad al seguir las directrices del Gobierno para luchar contra este virus, además de darnos vuestro apoyo en estos duros momentos.

Durante estos días, hemos recibido cientos de mensajes de apoyo por teléfono, correo electrónico y redes sociales y queríamos daros las gracias como os merecéis. Este aplauso es vuestro.

Gracias a todas las personas que seguís haciendo todo lo posible por frenar a este virus. Sin vuestro esfuerzo, valentía y entrega, luchar contra este virus sería imposible. Os dedicamos este aplauso. Un aplauso que llegue a los oídos de nuestro personal sanitario y trabajadores sociales; que inunde las casas de quienes allí permanecen; que lata en el corazón de quienes trabajan para que todos sigamos teniendo las necesidades básicas cubiertas; que resuene en los oídos de quienes limpian y desinfectan nuestras calles; que recorra cada rincón de los que vigilan nuestras ciudades; y que vibre en quienes cuidan de los más vulnerables… Gracias por este ejemplo de solidaridad y compromiso.

Aún nos queda mucho trabajo por hacer. No podemos bajar la guardia, pero vamos a lograrlo. Unidos y apoyándonos vamos a conseguir que este virus sea un recuerdo del pasado y, que el día de mañana, todos podamos aplaudirnos al recordar cómo salimos de esta crisis. Un recuerdo en el que tendremos muy vivo a todo el personal de nuestros centros hospitalarios. Sin ellos, esta lucha sería imposible.

Durante estos días, vibraremos al escuchar aplausos desde nuestros balcones y sonreiremos por cada persona a quien se le del alta porque será una pequeña victoria frente a este devastador virus. La misión de la mayoría es quedarnos en casa para conseguir frenar al virus y superar uno de los retos más importantes de nuestras vidas. Gracias a quienes nos leéis desde vuestras casas. Un aplauso a quienes asumís este compromiso y os quedáis en casa por el bien de todos.

Hoy más que nunca estamos demostrando nuestra fuerza. Y por ello, también le damos las gracias a las personas que han lanzado miles de iniciativas digitales para hacernos más cómodo la estancia en casa: un aplauso a quienes nos hacen disfrutar de sus conciertos, talleres de aprendizaje, gimnasios virtuales… pero no sólo a ellos. Gracias a esas personas que han querido abrigar a los más vulnerables ofreciéndose a realizar la compra o cuidar a los niños. A todos y cada uno, este aplauso es vuestro.

¡Juntos pararemos al Coronavirus!