La crisis del Coronavirus ha mostrado la gran vulnerabilidad que sufren muchos colectivos en nuestra sociedad. Sin embargo, también ha mostrado la gran marea solidaria de muchas personas por ayudar a quien más lo necesita.

Se suele decir que las personas sin hogar son el eslabón más olvidado de nuestra sociedad; los invisibles. Sin embargo, una vez más nuestra sociedad ha demostrado que esto no es cierto. Gestos de personas como Virginia, Jesús o José u organizaciones como Sepla o las Religiosas de la Compañía del Salvador han hecho que podamos seguir protegiendo de la COVID-19 a aquellos que más lo necesitan: las personas sin hogar.

“Estamos muy orgullosos de esta sociedad que aplaude. Gracias por proteger del Coronavirus a quien no tiene casa” señala Susana Oñoro, Coordinadora de la Obra Social San Juan de Dios, Provincia de Castilla. “En estos momentos de confinamiento obligado, el tener un hogar se presenta como una de las necesidades más fundamentales del ser humano y pone en evidencia la fragilidad del colectivo de las personas sin hogar”, explica la coordinadora, quien destaca “hemos conseguido proteger del Coronavirus a más de un centenar de personas sin hogar en el Albergue San Juan de Dios, pero son muchas las necesidades que aún trabajamos por cubrir”.

“Ayúdanos a proteger del Coronavirus a quien no tiene casa”

Para poder dar respuesta a las necesidades de confinamiento y contribuir así a frenar la expansión de la COVID-19, desde el pasado 16 de marzo, los usuarios del Albergue de San Juan de Dios pasaron a residir de forma permanente en las instalaciones. “Se aplicaron las medidas de higiene necesarias para la protección frente al virus, lo que supuso aumentar el gasto de los recursos que el centro dispone para la atención de las personas sin hogar” explica Amelia Oviedo, Directora Técnica del Albergue San Juan de Dios.

“Lanzamos la campaña Ayúdanos a proteger del Coronavirus a quien no tiene casa solicitando apoyo a la sociedad para conseguir recursos que nos permitan adquirir los kits de higiene necesarios para el día a día de los residentes del albergue” explica Susana Oñoro. “La respuesta ha sido asombrosa y estamos muy orgullosos de nuestra sociedad” puntualiza.

Duplicando esfuerzos y protección

Durante este confinamiento, el gran trabajo humano realizado por todo el equipo del albergue se reflejaba en el espíritu colaborativo de los residentes. “Aquí estamos bien y nos estamos cuidando unos a los otros. Lo importante ahora es ayudarnos. Esta crisis pasará y vamos a luchar hasta que la echemos de nuestras casas”, señalaba Halid, residente del Albergue San Juan de Dios.

Obra Social San Juan de Dios

La Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios, Provincia de Castilla, apoya a miles de personas vulnerables dentro y fuera de nuestras fronteras. Entre otras acciones, apoya cuidando a los enfermos en sus momentos más difíciles, ofreciendo alimentos a familias vulnerables y protegiendo y acompañando a mayores, personas sin hogar, personas con discapacidad, personas con adicciones y personas con problemas de salud mental en nuestros centros. Por estos motivos, si queremos blindar a muchas vidas frente al Coronavirus, tu apoyo ahora es más necesario que nunca.

Tu colaboración es hoy más importante que nunca ¡Juntos podemos pararlo!

Seguimos trabajando para atender a quien más lo necesita en estos difíciles momentos de epidemia. Agradecemos de corazón todo vuestro apoyo.. Agradecemos de corazón todo vuestro apoyo.

Son muchas las personas que nos necesitan y gracias a las aportaciones de personas como tu podemos estar a su lado. Ahora más que nunca, Hospitalidad.

Formas de colaborar: