Casi un centenar de afganos podrán empezar una nueva vida gracias al intenso trabajo de los centros de San Juan de Dios que han acogido a 91 personas en situación de vulnerabilidad extrema tras huir de sus hogares por la grave crisis de Afganistán. 

Desde la Obra Social San Juan de Dios, no podemos quedarnos con los brazos cruzados y ver pasar por delante de nosotros el dolor que están viviendo centenares de familias en Afganistán. Con el fin de ofrecerles un espacio seguro y la oportunidad de comenzar una nueva vida, San Juan de Dios ha acogido a 91 personas afganas en diferentes centros de toda España tras su huida por la caída de la ciudad de Kabul en manos de los talibanes.

Todos los equipos se han puesto manos a la obra para responder a esta emergencia humanitaria. Debemos ayudar a estas familias que vienen del horror y del sufrimiento que supone dejarlo todo atrás. Ahora comienzan un largo camino a más de 8.000 kilómetros de su país. Sabemos que se encuentran bien, aunque su estrés y cansancio es evidente a causa de la traumática situación que han vivido. Para que puedan recuperarse y tener un futuro, necesitaremos de la solidaridad de todos.

Tras la solicitud de asilo, las familias comienzan a dar los primeros pasos de lo que van a ser meses de espera. El acompañamiento es clave para que no se sientan solos y sepan que estamos al otro lado ayudándoles. Reciben clases de español y los equipos se encargan de preparar la integración escolar de los menores, si bien se quedan un tiempo en las ciudades de acogida. En su estancia en los centros, también reciben atención psicológica, formación y apoyo laboral que tan importante es para que puedan buscarse un modo de vida y construir un futuro.

Cinco son los centros de los Hermanos de San Juan de Dios que acogen a estas 91 personas afganas: 34 personas personas en la Llar Sant Joan de Déu-Fundació Germà Tomàs Canet de Manresa, 26 en el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, 15 en el Hospital San Juan de Dios de León, 3 en la Fundació Sant Joan de Déu Serveis Socials de Mallorca y 13 en el centro participado Fundació Bayt Al-Thaqafa de Barcelona. Desde el año 2017, los Hermanos de San Juan de Dios acoge refugiados dentro del programa de acogida e integración para personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional.

Desde la Obra Social de San Juan de Dios estamos al lado de las personas más frágiles de la sociedad y su asistencia y protección es urgente. La preocupación por la situación de Afganistán es latente tras la toma de poder de los talibanes y el cierre de fronteras. Hay muchas personas que no han podido salir y su vida corre peligro. Pero hay quienes sí han conseguido huir y llegar a países como el nuestro. Gracias a la solidaridad de toda la sociedad avanzamos para que las personas refugiadas y que huyen del horror y la guerra puedan reconstruir sus vidas y vivir dignamente en un nuevo destino.

Obra Social San Juan de Dios

La Obra Social San Juan de Dios apoya a miles de personas vulnerables dentro y fuera de nuestras fronteras. Entre otras acciones, apoya cuidando a los enfermos en sus momentos más difíciles, ofreciendo alimentos a familias necesitadas y protegiendo y acompañando a mayores, personas sin hogar, personas con discapacidad, personas con adicciones y personas con problemas de salud mental en nuestros centros.

Son muchas las personas que nos necesitan y gracias a las aportaciones de personas como tú podemos estar a su lado. Ahora más que nunca, Hospitalidad. Tu apoyo ahora es más necesario que nunca.