Lo que comenzó como un programa de acompañamiento por parte de voluntarios de la Obra Social San Juan de Dios a mayores en soledad durante el confinamiento ha derivado en historias de encuentros, amistad y de beneficio emocional para ambas partes.

“Después de todas estas conversaciones telefónicas es como si ya fuéramos amigas, sólo nos falta encontrarnos personalmente. Estoy profundamente agradecida” señala Pepa, una mujer de 79 años acompañada por voluntarios de la Obra Social San Juan de Dios. “Ellos nos han dado igual o más a nosotros. Los agradecidos somos nosotros por hacernos feliz día tras día” dice Vicky, voluntaria del Programa de Acompañamiento.

La pandemia de la COVID-19 llevó a que la casi totalidad de la población española estuviera confinada en sus domicilios sin posibilidad de salir a la calle ni de recibir visitas en sus domicilios. Una situación que llevó a que la población de tercera edad sufriera doblemente el aislamiento y la soledad. Motivos que hicieron que la Obra Social San Juan de Dios decidiera estar al lado de las personas mayores que viven solas a través del programa de acompañamiento telefónico “No estás sólo”.

En un principio, esta iniciativa estaba dirigida a lograr que nuestros mayores no se sintieran en soledad, pero, con el tiempo, ha conseguido generar un beneficio emocional tanto para los voluntarios que acompañaban como para las personas mayores que eran acompañadas.

“Sus llamadas me alegraban el día, me daban la energía suficiente para afrontar toda la semana. Sinceramente, me quedo con todo el cariño que se me ha dado”, apunta Ana Rosa, una de las mujeres acompañadas. Contactos telefónicos que también han dejado sus reportes beneficiosos en los voluntarios que les han acompañado, tal como dice Ana, “ha sido un programa muy especial, estoy muy feliz por haber participado y haber recibido tanto de ellos”.

“No estás sólo”

Durante todo el confinamiento, la Obra Social San Juan de Dios ha articulado el Programa de Acompañamiento a Mayores en Soledad “No estás sólo”. Una iniciativa con la que se ha contactado con más de 1.000 personas mayores a las que se les preguntaba si tenían necesidad de acompañamiento telefónico durante el estado de confinamiento y ante lo que decenas de personas mayores decidieron solicitarlo.

“A través de un sistema de llamadas masivas ofrecido gratuitamente por la empresa de telefonía Massphoning o solicitudes provenientes de la página web de la Obra Social, pudimos comprobar que muchos de nuestros mayores se sentían solos y aislados durante el confinamiento”, dice Susana Oñoro, Coordinadora de la Obra Social San Juan de Dios y del programa, “creamos un grupo de voluntarios en Madrid provenientes de Obra Social, el Hospital San Rafael y la Residencia San Juan de Dios que desde sus casas han estado dedicando su tiempo a hacerles compañía a través de llamadas telefónicas”.

Un programa con unos resultados inesperados: los lazos han traspasado conversaciones telefónicas. “Quizá algún día podamos conocernos en persona y tomar un café juntos. Las charlas en ocasiones se alargaban durante horas y han sido muy gratificantes”, puntualiza Julio, voluntario del programa. A lo que añade Ángeles, también voluntaria, “además de agradable, he aprendido mucho: teníamos conversaciones sobre temas muy variados y todos estábamos deseando pensar en cosas diferentes que nos dieran vida y nos hicieran olvidar por un rato todo lo que estaba pasando con la pandemia”.

Obra Social San Juan de Dios

La Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios apoya a miles de personas vulnerables dentro y fuera de nuestras fronteras. Entre otras acciones, apoya cuidando a los enfermos en sus momentos más difíciles, ofreciendo alimentos a familias necesitadas y protegiendo y acompañando a mayores, personas sin hogar, personas con discapacidad, personas con adicciones y personas con problemas de salud mental en nuestros centros.

Son muchas las personas que nos necesitan y gracias a las aportaciones de personas como tú podemos estar a su lado. Ahora más que nunca, Hospitalidad. Si quieres blindar a muchas vidas frente al Coronavirus, tu apoyo ahora es más necesario que nunca.